www.mallorcadiario.com

Menudo desconcierto

lunes 31 de agosto de 2015, 11:18h
Hace un mes que estoy desconcertada. Muy desconcertada. Y no estoy sola: a una semana del comienzo del curso académico, somos muchos los profesores y profesoras en Baleares que nos encontramos ante incertidumbres que afectan al núcleo de nuestro trabajo: ¿Qué tipo de contrato vamos a tener? ¿Cuántos alumnos que despedimos en junio no aparecerán en septiembre por no poder permitirse el aumento de tasas? ¿Cómo afectará esto a la oferta académica de mi colegio y a las materias que yo enseño? Nuestra estabilidad profesional depende de la respuesta a esas preguntas. Y nuestro sostenimiento y el de nuestras familias dependen de nuestra estabilidad profesional.

¿Qué hemos hecho para encontrarnos en esta situación? Trabajar en colegios de educación diferenciada. La decisión del Govern de suspender el concierto de los colegios del Parc Bit está suponiendo un desconcierto para muchas familias, profesores y para gran parte de la sociedad. Prometieron tomar decisiones en beneficio de todos y respetando a todos. Sus promesas sonaban muy bien; la realidad actual no suena tan agradable a los oídos de muchas familias.

Y yo me pregunto: ¿A quién perjudica que algunas familias, al fin y al cabo una minoría, opten por un modelo educativo que consideran el más adecuado para sus hijos? ¿la existencia de diferentes opciones educativas impide la libertad de los padres que quieren una educación mixta? ¿Por qué erradicar un modelo que funciona tan bien, si no mejor que otros? ¿Por qué ignoran la evidencia científica disponible en favor de la educación diferenciada? ¿No han visto los buenos resultados académicos de nuestros colegios?

No salgo de mi desconcierto: ¡mira que hay problemas urgentes en nuestra sociedad! ¿Por qué no se centra el Govern en la gente que no tiene trabajo? ¿A quién, y me basta con que me digan una persona o una familia, ayuda esta decisión? ¿En qué quedan sus promesas de que la gente pueda vivir con más dignidad y seguridad?

Sra. Armengol y Señor March, créanse sus propias palabras y apuesten por una sociedad más plural y libre. Este desconcierto no ayuda a nadie.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios