www.mallorcadiario.com

Técnicas gobbelianas, por Felix Engaños SA

lunes 04 de diciembre de 2023, 08:29h

Escucha la noticia

El gobierno de Suárez empezó con la pluralidad política y acabó propiciando los bloques de la izquierda y la derecha. El gobierno de Felipe González evolucionó de la apertura al mundo a la corrupción institucionalizada. Aznar, de salvador de la economía a defensor de la guerra. Zapatero transformó sus avances sociales en la mayor crisis de desarrollo económico y por tanto humano de nuestro país. Y Rajoy empezó haciendo grandes transformaciones de la Administración, hasta que se olvidó que era él quien gobernaba, tanto es así que en su último día había un bolso en su escaño en vez de un presidente. Ese día, Sánchez cerraba un pacto de moción de censura basado en la mentira. Esa moción era para conformar un bloque y acabar levantando muros, no para desterrar la corrupción, un bloque que indulta a corruptos condenados y tramita leyes que serán estudiadas como ejemplos de corrupción política.

El problema es que los finales del resto de presidentes fueron muy diferentes a sus inicios. Con el Presistente Sánchez esto no ocurre, porque años después, seguimos presenciando atónitos como cada día sigue haciendo de la mentira su salvavidas de supervivencia. La mentira es la clave del plan de propaganda populista de su gobierno.

Piensen en la amnistía, en Bildu, en negar un gobierno con Podemos, en los indultos, en las mascarillas y Fernando Simón y dejen de pensar, porque si no les amargaré el día. Porque las mentiras de Pedro Sánchez no son mentiras, son cambios de opinión. Y siempre se justificarán. Siempre estarán bien argumentados. Siempre tendrán lógica y serán necesarios, en definitiva, miles de españoles siempre defenderán cualquier cambio de opinión de su líder. Es lo que tiene que los tres poderes del Estado recaigan en un ministro, una especie de subcontrata llamada Felix Engaños SA, cuya visión empresarial está inspirada en las técnicas gobbelianas y su servicio estrella es la Propaganda. Una empresa que carece de valores y de responsabilidad social pero que hace muy bien su trabajo: adulterar el lenguaje por el poder para distorsionar los hechos, o más exactamente, para crear una nueva realidad artificial. Y a esto, evidentemente, se suma su falta de respeto institucional. Y eso no se puede ni se debe pasar por alto.

Esta pasada semana hemos asistido a más de un despropósito internacional. El último el de Félix Engaños SA en Bruselas, a su salida de la reunión mantenida con el Comisario de justicia Reynders donde se atrevió a lanzar una de sus mentiras asegurando que la Comisión Europea tenía cero preocupación por la Ley de amnistía. Tuvo que salir el portavoz de la Comisión Europea a desmentir expresamente las palabras del triMinistro Bolaños. ¿No les da vergüenza? Ni sonrojo. Porque tienen claro que «una mentira repetida suficientemente se acaba convirtiendo en verdad» y “si no puedes negar las malas noticias inventa otras que las distraigan”. Y esta es la táctica gobbeliana adoptada a sabiendas por este Gobierno. Bolaños, como Göbbles, es el operador necesario para ejecutar el Plan de Propaganda del Gobierno mientras se siguen cavando trincheras y levantando muros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios