www.mallorcadiario.com
'La normativa energética será la ruina para muchos comercios de las islas'
Ampliar

"La normativa energética será la ruina para muchos comercios de las islas"

martes 09 de agosto de 2022, 18:00h

“Desde un despacho de Madrid, donde se desconoce por completo la realidad balear, se ha elaborado una normativa de ahorro energético que supondrá la ruina para muchos comercios de las islas. Siempre van contra los más débiles”. Así se ha expresado, en declaraciones a mallorcadiario,com, el presidente de la patronal sectorial Afedeco, Antoni Gayà, en relación al decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 1 de agosto y que, en cuanto a algunas de sus medidas más destacadas, entrará en vigor este próximo miércoles.

La normativa contempla, entre otras disposiciones, limitar a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno en edificios públicos, espacios comerciales y grandes almacenes, infraestructuras de transporte (aeropuertos y estaciones de tren y autobús), recintos culturales y hoteles. Igualmente, ordena apagar, a partir de las 22 horas, las luces de escaparates y edificios públicos que permanezcan desocupados.

Estas son algunas de las medidas que serán ya de obligado cumplimiento a partir de este miércoles 10 de agosto, dentro del primer paquete de actuaciones para promover el ahorro y la eficiencia energética al que ha dado luz verde el Gobierno central.

El objetivo argumentado por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez consiste en favorecer el cumplimiento de los compromisos europeos derivados del conflicto en Ucrania. La vigencia de estas limitaciones se extiende, inicialmente, hasta el 1 de noviembre de 2023.

Sin embargo, para el sector del pequeño comercio balear representado por la patronal Afedeco, buena parte de estas medidas “no son factibles. Un ejemplo claro es la obligación de que las tiendas y negocios instalemos puertas automáticas”, destinadas a evitar la fuga de corrientes de aire en el interior de los establecimientos y permitir, de esta manera, la consecución de una temperatura más estable.

"HEMOS TENIDO QUE SOLICITAR PRÉSTAMOS PARA SOBREVIVIR A LA PANDEMIA. ¿Y AHORA, HEMOS DE ENDEUDARNOS TODAVÍA MÁS?

Para el presidente de Afedeco, esta disposición “no se sostiene de ninguna de las maneras, porque no existe tiempo material para que los comercios puedan habilitar puertas automáticas. Hay que tener en cuenta que nuestro sector se halla todavía muy afectado por las pérdidas económicas que acarreó la pandemia y que obligaron a muchos comerciantes a ampliar pólizas de crédito o solicitar nuevos préstamos con los que obtener financiación para, de esta manera, salvar sus negocios. ¿Y ahora pretenden que nos endeudemos todavía más para instalar puertas automáticas y renovar los equipamientos de calefacción y aire acondicionado? Eso no es factible, bajo ningún punto de vista”.

En sus declaraciones a este medio digital, Antoni Gayà se queja amargamente por la puesta en marcha de una normativa que, a su juicio, “no ha tenido presentes, en ningún momento, las particularidades de cada comunidad autónoma. Baleares no es Madrid, ni tampoco Asturias. Es un territorio con un clima caracterizado no solo por el calor, sino también por la humedad, y cuyos comercios se ganan la vida con una tipología de clientes diferente al de otras comunidades. Aquí, solo una parte de los compradores son residentes; el resto, son visitantes, con unas necesidades en cuanto a horarios y prioridades absolutamente específicas. Si empezamos a ponerles barreras para que accedan a nuestras tiendas, dejarán de hacerlo”.

"CUANDO ENTRE EN LA TIENDA, EL CLIENTE SE SENTIRÁ INCÓMODO Y RENUNCIARÁ A HACER SUS COMPRAS"

Gayà se refiere a las limitaciones que representarán, en este sentido, las puertas automáticas y también la obligación de mantener, como mínimo, una temperatura ambiente de 27 grados en el interior de los establecimientos: “Cuando el cliente entre, notará que en el local hace calor. Se sentirá incómodo y renunciará a hacer sus compras. Por esto, el planteamiento que ha realizado el Gobierno central con ocasión de este plan energético resulta absolutamente insostenible para nuestro sector. Representará la ruina para muchos empresarios del pequeño comercio balear”.

De hecho, uno de los reproches que el dirigente de Afedeco lanza contra la Administración es su “falta de predisposición” para establecer una línea de diálogo y “escuchar las propuestas que podríamos hacerles como conocedores de una realidad que, en el caso de Mallorca y Baleares, es ignorada completamente desde Madrid. Se nota que este plan ha surgido de algún despacho de la capital de España, porque no tiene para nada en cuenta nuestras particularidades. Es una imposición pura y dura”.

"HUBIERA SIDO MÁS EFECTIVO HABILITAR UNA LÍNEA DE SUBVENCIONES PARA RENOVAR LOS EQUIPAMIENTOS"

En relación a las propuestas, Gayà ha defendido otras medidas que, bajo su punto de vista, podrían resultar “mucho más útiles” para alcanzar mayores cuotas de ahorro energético. Así, el presidente de Afedeco ha puesto sobre la mesa la idea de “establecer una línea de ayudas y subvenciones destinada al pequeño comercio para que las tiendas puedan renovar sus equipamientos de calefacción y aire acondicionado. A nadie se le escapa que un gran número de establecimientos cuentan con una infraestructura que roza la obsolescencia, y eso mismo ocurre en administraciones públicas, hospitales y otras muchas dependencias. Renovar estos equipamientos, y habilitar otros más modernos y eficientes, equivaldría a lograr cuotas de ahorro más destacadas que las que se conseguirán con las medidas que impone el Gobierno”.

En cuanto a la actitud del Govern, Antoni Gayà ha agradecido su “actitud de escucha y diálogo. Han tenido en cuenta las inquietudes del pequeño comercio respecto a este plan energético, y se han comprometido a mediar ante Madrid para que se puedan introducir mejoras que tengan más presentes la realidad balear. Estamos agradecidos por su apoyo”.

En cambio, sus críticas son duras contra el Gobierno central: “Una vez más, arremeten contra los más débiles, contra los que estamos más tocados en cuestiones de tesorería. Y lo hacen sin ser conscientes de que, en Baleares, el comercio es el sector que más puestos de trabajo estable crea de entre todas las actividades económicas. Harían bien en no cargarse la gallina de los huevos de oro”.

¿QUÉ MEDIDAS ENTRAN EN VIGOR ESTE PRÓXIMO MIÉRCOLES?

En cualquier caso, las medidas sobre ahorro y eficiencia energética que entran en vigor este miércoles no abarcan la totalidad del abanico de sectores y equipamientos. Los centros sanitarios y hospitalarios, los colegios, universidades y guarderías, las peluquerías, las lavanderías, los gimnasios y el interior de los medios de transporte (trenes, aviones, aeropuertos, barcos...) quedan excluidos, por el momento, de la obligatoriedad de limitar la temperatura ambiente a 27 grados en verano y 19 en invierno.

También quedan fuera de esta primera fase de aplicación del decreto del Gobierno aquellos recintos que presentan determinadas especificidades. Así ocurre, por ejemplo, con los hoteles, donde la regulación de la temperatura en las habitaciones es de carácter privado y no está sujeta a estas restricciones. En cambio, en el. Resto de las dependencias del establecimiento (restaurantes, cafetería, recepción…) la normativa resultará de aplicación a partir de este miércoles.

Igualmente, los límites de temperatura se impondrán en el interior de los establecimientos habitables que estén acondicionados, situados en los edificios y en locales destinados a uso administrativo (incluyendo plantas o zonas de oficinas, vestíbulos generales y zonas de uso público), comercial (tiendas, supermercados, grandes almacenes, centros comerciales y similares) y cultural (teatros, cines, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones y similares). Esto mismo sucederá en recintos que acojan espectáculos públicos y actividades recreativas, el sector de la restauración (bares, restaurantes y cafeterías) y las áreas de transporte de personas (estaciones y aeropuertos).

FLEXIBILIDAD EN FUNCIÓN DE LA LEGISLACIÓN LABORAL

No obstante, la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha precisado que bares y restaurantes pueden situar la temperatura del aire acondicionado “al filo de los 25 grados", teniendo en cuenta las recomendaciones de la legislación laboral, frente a los 27 grados que contempla el real decreto.

De hecho, Ribera ha precisado que la norma de los 27 grados se aplicará "con flexibilidad" y ha puesto como ejemplo que discotecas, cocinas y gimnasios necesitan una temperatura distinta a otros espacios, como, según ha puesto como ejemplo, una librería.

"No se puede pedir a trabajadores que están en condiciones de ejercicio físico importante que tengan que prescindir de condiciones que el derecho laboral garantiza con respecto a los máximos y mínimos de temperatura", declaró la ministra, hace apenas unos días, en declaraciones a la emisora Onda Cero recogidas por Europa Press.

Por ello, los comercios y establecimientos deberán justificar cuándo no aplican el límite de temperatura en el termostato, una flexibilidad incorporada en el decreto ley para, supuestamente, proteger los derechos de la salud laboral de sus trabajadores.

DESACTIVACIÓN DEL ALUMBRADO DE ESCAPARATES, A PARTIR DE LAS 22 HORAS

En cuanto a la desactivación del sistema lumínico de los escaparates, el límite de las 22.00 horas se aplicará exclusivamente al alumbrado de expositores de tiendas y de edificios públicos que, en ese momento, permanezcan desocupados. Al mismo tiempo, la norma no regirá en el caso del alumbrado ornamental de monumentos, salvo que se trate de inmuebles de uso público que no acojan la presencia de ninguna persona en el interior de las dependencias.

En lo que se refiere a la instalación de cartelería, señales y pantallas, los edificios a los que aplica la limitación de temperatura deberán informar, mediante carteles informativos o el uso de pantallas, sobre las medidas que contribuyen al ahorro energético relativas a los valores límites de las temperaturas del aire. Igualmente, han de facilitar datos sobre temperatura y humedad, debiendo disponer al respecto de termómetros que resulten visibles para dos los usuarios, además de sistemas de apertura de puertas o regímenes de revisión y mantenimiento.

Los locales también pueden dar cuenta a sus clientes y visitantes de otras medidas que estén adoptando voluntariamente. Los carteles deberán ser visibles desde la entrada o acceso de los edificios.

SANCIONES DE ENTRE 60.000 Y 100 MILLONES DE EUROS

Respecto a la obligación de disponer de un sistema de cierre de puertas adecuado, se aplicará en edificios y locales con acceso desde la calle, destinados a los mismos usos que a los que se aplicaría el límite de temperatura. En esta medida, no se consideran exclusiones, salvo que la legislación de seguridad que aplique al edificio o local impida cumplir esta obligación. La fecha para adaptarse es antes del 30 de septiembre.

Los espacios comerciales, edificios públicos, recintos culturales y hoteles que incumplan el plan de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Gobierno afrontarán multas de hasta 60.000 euros por infracciones leves, de hasta seis millones de euros por las graves, y de hasta 100 millones de euros por las muy graves.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han explicado a Europa Press que las sanciones que se aplicarán serán las recogidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), dispuestas, a su vez, en los artículos 30 a 38 de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, sobre infracciones administrativas.

RIBERA: "EN LA CONFERENCIA SECTORIAL, HE APRECIADO UN TONO CORDIAL"

Sea como sea, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que "la vocación del decreto no es sancionar", y ha criticado los discursos contra el decreto efectuado por cargos del PP y, en concreto, por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, antes de que se conociera el contenido delas medidas.

Aún así, Ribera ha insistido en que la reunión de la Conferencia Sectorial de Energía ha mantenido un tono "cordial", y ha afirmado las comunidades autónomas han mostrado su predisposición a colaborar a la hora de presentar propuestas concretas sobre nuevas medidas.

A este respecto, Ribera ha anunciado que su departamento recibirá propuestas hasta el 31 de agosto de cara a presentar el plan final de ahorro en Bruselas, el próximo mes de septiembre. No obstante, el Gobierno no aceptará alternativas que incluyan la vuelta al uso del carbón para generar energía o la ampliación de la vida de las centrales nucleares. Igualmente, según la ministra, el aplazamiento en la adopción de todas estas disposiciones "no es viable" porque supondría aprobar un nuevo decreto.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame