www.mallorcadiario.com

Una acertada rectificación del Govern

martes 24 de noviembre de 2020, 00:00h

El Govern ha decidido aceptar la propuesta de los restauradores y aplazar el plan de pedir a bares y restaurantes un registro de sus clientes que facilite el rastreo de contagios producidos en estos establecimientos. Tras la reunión que mantuvieron este lunes los presidentes de Restauración CAEB y Pimem Restauració con una delegación del Govern encabezada por la directora general de Turismo, Rosana Morillo, el ejecutivo ha aceptado suspender su plan inicial y buscar alternativas menos invasivas y de carácter voluntario.

Los responsables del sector habían mostrado su intención de colaborar y habían aceptado el plan, resignados a poner en marcha cualquier iniciativa que no pasase por el cierre de los locales o por unas restricciones mayores a las que ya vienen sufriendo desde hace meses. Pero las múltiples dudas surgidas tras darse a conocer el proyecto inicial han llevado al Govern a aceptar un replanteamiento de la idea.

Como explicaba este lunes mallorcadiario.com, todo indica, que en las próximas semanas se acordará un nuevo plan que posiblemente pasará por la introducción de los datos a través de una aplicación del tipo Código QR y que, en todo caso, no será obligatorio. De esta forma, se libera a los empleados de bares y restaurantes de ejercer una labor de control de la que ni podían ser responsables ni comportaba su cometido principal.

El objetivo final sigue siendo poder rastrear la cadena de contagios, ante el fracaso de aplicaciones como el Radar Covid. Pero se hará de una manera menos invasiva y que no despierte dudas sobre su legitimidad, como era el listado exhaustivo de clientes que pretendía el primer plan del Govern.

Ahora, el Ejecutivo balear ha acertado en reconsiderar su proyecto y acordar con los restauradores un nuevo sistema, sin añadir más problemas a los muchos que ya viene sufriendo el sector desde el inicio de la pandemia.


Compartir en Meneame