www.mallorcadiario.com
'En el tema de los okupas, no es bueno dejarse llevar por el discurso del miedo'
Ampliar

"En el tema de los okupas, no es bueno dejarse llevar por el discurso del miedo"

lunes 28 de septiembre de 2020, 15:07h
En su segunda legislatura consecutiva en el Govern, el conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons (Es Mercadal, 1973), quiere consolidar los proyectos que ya puso en marcha en el pasado mandato y concretar otros nuevos ahora, a pesar de las dificultades que se derivan de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Entre los proyectos sin duda más ambiciosos impulsados por Pons cabe citar la Ley de la Vivienda, aprobada en junio de 2018, que obliga a los grandes tenedores a ceder sus pisos vacíos al Govern por un periodo de siete años para que puedan ser alquilados.

¿Qué balance provisional puede hacerse hoy de la Ley de la Vivienda?

La Ley de la Vivienda es una ley pionera, que supone transitar por un camino que dentro del Estado español era desconocido. Creo que es importante remarcar ese hecho, como también que se hacía necesario actuar con prudencia, pues la seguridad jurídica en este caso es fundamental. Contestando ya a su pregunta, puedo decirle que desde la aprobación de esta ley se han dado ya pasos importantes. Así, tenemos ya ahora inicialmente a nuestra disposición un número importante de viviendas de grandes tenedores y en estos momentos estamos trabajando para seleccionar y definir cuáles serán las viviendas que podrán ser alquiladas finalmente, pues hay algunas que están en muy mal estado y que tendrían que ser reformadas.

¿Cuál será el siguiente paso?

Bueno, le puedo avanzar que antes de que acabe este año podremos dar a conocer públicamente la bolsa de viviendas de grandes tenedores de que dispondrá el Govern, con una contraprestación económica para los propietarios, por un periodo de siete años. Así, en breve podremos anunciar el número total de viviendas que se podrán alquilar y cómo quedarán repartidas entre las diferentes islas y poblaciones. Como ve, es un trabajo que está ya bastante avanzado.

¿Qué valoración haría de la problemática de los okupas en Baleares?

En primer lugar, debemos clarificar los datos. El número de denuncias por ocupaciones ilegales en Baleares entre enero y junio de 2020 ha bajado un 19,5 por cien con respecto al mismo periodo del año pasado. Por otra parte, por iniciativa del fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, tenemos una instrucción que ya autoriza a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a desalojar de manera inmediata una vivienda en los casos de allanamiento de morada. Esa instrucción ha inspirado la que ha sido anunciada recientemente por la Fiscalía General del Estado.

"Antes de que acabe el año anunciaremos la bolsa de viviendas de que dispondrá el Govern para alquilarlas"

Aun así, se trata de un problema real...

Personalmente, creo que no es bueno dejarnos llevar por el discurso del miedo. En un momento como el actual, con una situación económica complicada y una situación sanitaria extrema, la responsabilidad de quien gobierna, pero también de quien está en la oposición, pide ser muy prudentes a la hora de enviar determinados mensajes. Hemos de trabajar de manera firme y segura, pero en ningún caso caer en una demagogia que lo único que persigue por parte de algunos es obtener un rédito partidista.

¿Qué proyectos se mantendrán en su departamento a pesar de la previsible reducción presupuestaria?

Por una parte, se mantendrá todo lo que tiene que ver con la entrada en vigor de las nuevas concesiones de transporte público por carretera —autobuses interurbanos— en Mallorca, que ha supuesto una licitación de 479 millones de euros en los próximos diez años. Esta iniciativa se pondrá ya en funcionamiento a partir de enero o febrero del próximo año. Por otra parte, se mantendrá también la construcción de vivienda pública, si bien se tendrá que valorar y discutir en qué número finalmente. Añadiría, por último, que está además prevista una inversión económica en nuestros puertos, que da continuidad a lo que hemos hecho hasta ahora y que es muy importante que se ejecute a lo largo del próximo año.

¿Se mantendrán en principio para 2020 los proyectos de creación de Viviendas de Protección Oficial?

Efectivamente, sí. En el ejercicio 2020 hemos mantenido lo que habíamos planificado y presupuestado. No ha habido ninguna modificación. Mantenemos el nivel de ejecución, con el objetivo que nos habíamos fijado, que era el de poder finalizar este año con 500 viviendas, o bien construidas, o bien ya finalizadas y por tanto en posesión del Ibavi. Ahora viene una segunda etapa, que es la de 2021 y 2022. Evidentemente, la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19 tendrá incidencia en esa etapa e impactará sobre los Presupuestos. Ahí tendremos que ver hasta qué punto será posible poder garantizar niveles de inversión similares a los que hemos tenido hasta ahora.

¿El descuento del 75 por cien para los residentes es intocable?

Los pasos dados hasta ahora, a lo largo de estos últimos años, han permitido una mejora, para que los ciudadanos puedan así acceder al transporte aéreo y también al marítimo. Por tanto, a partir de aquí no habrá ningún paso atrás que suponga perder derechos en ese sentido. Cualquier nuevo planteamiento debería suponer en cualquier caso y siempre una mejora de la actual situación en la que nos encontramos.

"Para poder ejecutar los grandes proyectos de movilidad necesitamos del Gobierno de España y de la Unión Europea"

¿La conectividad puede verse afectada por la crisis que padecen algunas compañías aéreas?

Hemos de ser conscientes de que las competencias en transporte aéreo dependen del Gobierno de España. Por tanto, quien tiene la capacidad de poder actuar en ese sentido es el Ejecutivo central. Nosotros, como Govern, podemos plantear, reivindicar o proponer medidas, pero la decisión final en esa materia es siempre del Gobierno de España. En ese contexto, quizás valdría la pena recordar que la mayoría de gobiernos europeos han rescatado recientemente a sus respectivas principales compañías aéreas. Lo han hecho ya Italia, Alemania, Portugal, Francia y Holanda, que han puesto miles de millones de euros para rescatar a sus respectivas compañías aéreas de bandera.

¿Hay alguna nueva iniciativa ya prevista por parte del Govern en el ámbito ferroviario?

Bueno, en la pasada legislatura ya se hizo una inversión importante de 50 millones de euros para electrificar toda la red ferroviaria, algo que sin duda supuso una gran mejora. Ahora, en la actual legislatura, tenemos previstas diversas iniciativas ligadas a la red ya existente, como la supresión de pasos a nivel o la creación de algunos segundos tramos en la línea entre Inca y Manacor para permitir el cruce de trenes, con la finalidad de reducir el tiempo de espera en la estación y que pueda haber más frecuencias en las salidas y en las llegadas del tren. Estos son proyectos que están sobre la mesa, que están presupuestados y que ya los estamos empezando a ejecutar.

¿Se prevé también la ampliación de la actual red ferroviaria en Mallorca?

Sí, así es. Hay varios proyectos de creación de nueva red ferroviaria en los que el Govern está trabajando desde hace tiempo. Los tres proyectos que consideramos prioritarios en este momento son el alargamiento de la línea de metro hasta el Parc Bit, el tranvía que conectaría el aeropuerto de Son Sant Joan con la Plaza de España y el acceso al Hospital de Son Espases desde el centro de Palma. Son proyectos en los que estamos trabajando de manera muy intensa, si bien es indudable que para hacer posible su ejecución necesitamos del Gobierno de España y de la Unión Europea. Ahora tenemos una oportunidad en ese sentido, gracias a los fondos europeos de reconstrucción. Por tanto, nuestro planteamiento como Govern será apostar fuerte para conseguir una parte de esos fondos, para que puedan destinarse a la realización de esos tres proyectos.

"Si no eres capaz de esforzarte para entender la nueva realidad, acabarás desfalleciendo por el camino"

¿Ha habido una buena coordinación con el Gobierno de España desde el inicio de la pandemia?

Por la experiencia vivida, he de decir que en los momentos más complicados de la crisis sanitaria por el coronavirus hubo una buena coordinación entre el Gobierno de España y el Govern. Así, cuatro días después de que el presidente, Pedro Sánchez, hubiera anunciado la entrada en vigor del estado de alarma, habíamos acordado ya cómo llevar a cabo el cierre de los puertos y aeropuertos, con las condiciones que nosotros habíamos solicitado de un vuelo diario con cada una de las islas, uno también con Madrid y otro con Barcelona. Hubo además también acuerdo por lo que respecta a la llegada de mercancías con absoluta normalidad a nuestros puertos. Todo ello supuso un esfuerzo de coordinación también con la Autoridad Portuaria o con Aena.

¿Podemos extraer alguna enseñanza de aquellos días?

En ese momento aprendimos una cosa que no sabíamos, que es el hecho de que las infraestructuras portuarias y aeroportuarias no están diseñadas para funcionar a un uno por cien de su capacidad, como ocurrió durante el estado de alarma. Aun así, supimos gestionar esa situación. Partiendo de esa experiencia, hoy estamos preparados para poder hacer efectivo otro confinamiento total en dos o tres días en caso de que las autoridades sanitarias nos dijeran que es conveniente, aunque esperamos que eso no suceda. Hoy tenemos la experiencia de haber gestionado una situación como aquella en su momento y, por tanto, tenemos también la capacidad de poder volver a hacerlo.

¿Cómo se puede gestionar desde la incerteza constante provocada por la pandemia?

Bueno, vives esa circunstancia desde una cierta conciencia de que el mundo ha cambiado de un día para otro tantas veces, que si no eres capaz de esforzarte para entender la nueva realidad y adaptarte a ella, acabarás desfalleciendo por el camino. Ese esfuerzo añadido parte de la incerteza de este momento histórico que estamos viviendo, del que aún necesitamos una cierta perspectiva para poder entender qué es lo que de verdad está sucediendo. Añadiría que además es evidente que lamentarse no sirve de nada. Así que si este es el cambio que hoy nos toca vivir, afrontémoslo con humildad, reflexión personal y ganas de que las medidas por las que apostemos puedan salir bien.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

3 comentarios